© 2019 Nommon Solutions and Technologies, S.L. 

Follow us:

Visión

La mayoría de los principales retos que afronta la humanidad en el siglo XXI están relacionados sistemas sociales, sociotécnicos o socioecológicos que muestran un comportamiento complejo. Los mercados financieros, el suministro energético, el cambio climático o la planificación urbana son ejemplos relevantes. En estos y otros campos, los responsables de la toma de decisiones tienen que enfrentarse a sistemas formados por un gran número de actores y elementos heterogéneos que interactúan entre ellos, dando lugar a un comportamiento sistémico que no puede ser entendido únicamente a partir de las propiedades de sus elementos individuales. En otras palabras, los responsables de la toma de decisiones tienen que tratar con sistemas complejos.

En Nommon creemos que es el momento de ir más allá de los enfoques tradicionales para crear valor sostenible en condiciones de incertidumbre y complejidad. Nuestras soluciones adoptan métodos y herramientas de la ciencia de los sistemas complejos, permitiendo integrar en los procesos de decisión aspectos como la heterogeneidad de los distintos componentes de un sistema, su capacidad para tomar decisiones y adaptarse a entornos cambiantes, la limitada racionalidad de las decisiones humanas, la incertidumbre asociada a muchos procesos físicos y sociales, y el comportamiento emergente resultante.

La naturaleza multidimensional de las cuestiones a las que pretendemos dar respuesta demanda una aproximación holística e interdisciplinar. La interdisciplinariedad se ve reflejada en todos los aspectos de Nommon, desde la composición de nuestro equipo a la apuesta por el diálogo y la colaboración con personas y organizaciones de perfiles e intereses diversos. Nuestra amplia red de colaboradores, procedentes tanto de la industria como del ámbito académico, es una parte vital de nuestra estrategia. Estamos convencidos de que establecer lazos entre disciplinas aparentemente dispares constituye una poderosa fuente de innovación y una condición clave para la creación de valor.